Menú

Cómo cuidar el sacaleches y el equipo de recolección

Es importante cuidar su sacaleches. Con el cuidado adecuado, su duración puede extenderse durante todo el tiempo que decida extraer leche para su bebé.

  • Lea el manual de instrucciones. Siga las recomendaciones para limpiar el equipo.

  • Mientras limpia las piezas que extraen la leche, desarme cualquier parte que se separe. Limpie cada parte por separado. 

  • Si utiliza un sacaleches eléctrico con equipo de recolección de leche, el sacaleches en sí y los conductos del equipo deben permanecer secos o no funcionarán correctamente. (Estas piezas del equipo no tienen contacto con la leche materna que se almacenará para su bebé) Pero estas piezas siempre deben limpiarse con un paño después de cada uso.

  • Después de usar el sacaleches, enjuague primero con agua fría todas las piezas que tuvieron contacto con la mama o con la leche materna. (El agua fría permite eliminar los restos de leche sin que se coagule la proteína difícil de limpiar) Luego lave cuidadosamente estas mismas piezas con agua caliente y jabón. Use un recipiente que solo se use para limpiar las partes del sacaleches que entran en contacto con la leche materna. No coloque estas partes en el lavabo. Cuando enjuague las partes, use un recipiente diferente que solo se use para enjuagar dichas piezas. Enjuáguelas con agua caliente y déjelas secar al aire entre cada uso. No use una toalla de tela para secar las partes ni las coloque sobre una toalla de tela. Las toallas de tela podrían tener gérmenes y bacterias. Coloque las piezas sobre una toalla de papel limpia. Lávese las manos antes de manipular las partes limpias.

  • Algunos fabricantes recomiendan hervir o esterilizar una vez al día todas las piezas que tuvieron contacto con la mama o con la leche materna. (Consulte el manual de instrucciones acerca del cuidado de las piezas de su sacaleches)

  • Verifique con el manual de instrucciones si un lavavajillas a una temperatura determinada es adecuado para limpiar las piezas del equipo que entran en contacto con las mamas o la leche materna. También asegúrese de que el fabricante recomiende el uso de un lavavajillas para su tipo de sacaleches.

  • Algunas personas prefieren esterilizar las piezas de su sacaleches en las bolsas para microondas que se usan para cocinar al vapor o en esterilizadores de biberones. Si decide hacer esto, solo use las bolsas aprobadas para esterilizar las piezas del sacaleches. Siga cuidadosamente estas instrucciones. Recuerde asegurarse de que el fabricante recomiende el uso de un microondas para esterilizar su tipo de sacaleches.

Revisor médico: Donna Freeborn PhD CNM FNP
Revisor médico: Heather M Trevino BSN RNC
Revisor médico: Mary Terrell MD
Última revisión: 9/1/2021
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.

¿Sabía usted?

 Si no puede amamantar a su bebé porque tiene algún problema de salud u otras circunstancias, deberá darle leche de fórmula para bebés. La leche de fórmula contiene los nutrientes necesarios para que su bebé tenga buena salud, y debería ser la fuente principal de nutrición si su hijo tiene menos de un año, dice la American Academy of Family Physicians (Academia Estadounidense de Médicos de Familia). Use una marca confiable de leche de fórmula aprobada por la Food and Drug Administration (Administración de Alimentos y Medicamentos, "FDA" por su sigla en inglés) de los Estados Unidos.