Menú

La lactancia y el regreso al trabajo

Preparación para amamantar antes de regresar al trabajo

Practique usar un sacaleches y acostúmbrese a extraerse la leche antes de regresar al trabajo. Una vez que se reincorpore, comience a extraérsela y a almacenarla. Primero realice una extracción por día. Las sesiones tempranas de extracción hacen que el cuerpo se acostumbre a emitir leche como respuesta a una extracción. Esto le permitirá almacenar leche para que el proveedor de atención médica pueda dársela al bebé. Para muchas madres, el mejor momento para realizar extracciones es por la mañana, cuando la producción de leche suele ser mayor.

Comience a extraer alrededor de 1 hora después de haber amamantado al bebé y aumente gradualmente de 2 a 4 sesiones por día. Siempre alimente al bebé primero. Es posible que el bebé quiera tomar el pecho con más frecuencia por unos días cuando usted realice una sesión de extracción.

Puede usar un kit de extracción doble para extraer la leche de ambas mamas al mismo tiempo. Algunas madres usan el sacaleches en una mama mientras el bebé mama de la otra. Esto aporta los beneficios de la extracción doble y no interfiere tanto con la rutina de alimentación del bebé. A veces, el cuerpo de la madre aprende a emitir leche como respuesta a la extracción con mayor facilidad. Intente lo siguiente: a medida que aumenta la cantidad de sesiones de extracción, vaya alternando las mamas. De todas maneras, se recomienda que use el kit de recolección doble para extraerse la leche antes de regresar al trabajo. Lo ideal es que almacene la cantidad de leche suficiente como para alimentar al bebé por 2 días antes de regresar al trabajo para quedarse tranquila.

Recuerde que, una vez que retome su actividad laboral, cada día llegará a casa con leche de un día entero. No es necesario que almacene un congelador entero de leche.

Ilustración del uso de un sacaleches
Haga clic en la imagen para agrandarla.

Revisor médico: Donna Freeborn PhD CNM FNP
Revisor médico: Heather M Trevino BSN RNC
Revisor médico: Mary Terrell MD
Última revisión: 2/1/2021
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.

¿Sabía usted?

La lactancia materna ayuda a su bebé de muchas maneras, según indica el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano ("NICHD", por su sigla en inglés):

  • La leche materna contiene el equilibrio adecuado de nutrientes para su recién nacido.

  • La leche materna está disponible cada vez que la necesite; su bebé no tiene que esperar que usted caliente un biberón ni que prepare la leche de fórmula.

  • La leche materna ayuda a proteger a su bebé contra las infecciones y las enfermedades comunes de la infancia, incluyendo la diarrea y las infecciones de oído.

  • La leche materna contiene ciertos ácidos grasos que ayudan a desarrollar el cerebro de su bebé.