Menú

La diabetes durante el embarazo: riesgos para el bebé

¿Qué tipo de diabetes puede presentarse en el embarazo?

Cuando la madre tiene diabetes, el bebé está en riesgo de tener problemas.

Las personas con diabetes tienen niveles altos de azúcar en la sangre (hiperglucemia). Con el tiempo, puede producir problemas graves de salud. Mantener el nivel de azúcar en la sangre bajo control disminuye el riesgo de que haya complicaciones. Puede controlar la diabetes si sigue una dieta saludable, hace ejercicio con regularidad y se administra los medicamentos correspondientes.

Hay dos tipos de diabetes que pueden presentarse en el embarazo, a saber:

  • Diabetes gestacional. En este caso, la madre no tenía diabetes antes del embarazo. La diabetes surge durante el embarazo. Suele desaparecer después del nacimiento del bebé.

  • Diabetes pregestacional. En este caso, la madre tenía diabetes antes de quedar embarazada. Puede tener diabetes tipo 1 o tipo 2.

    • Las personas con diabetes tipo 1 no producen insulina. El cuerpo necesita insulina para usar el azúcar de la sangre. La madre tendrá que administrarse insulina.

    • Las personas con diabetes tipo 2 producen insulina, pero no pueden usarla. O quizás no producen insulina suficiente. La madre tendrá que administrarse medicamentos para bajar el nivel de azúcar y posiblemente también insulina.  

Es importante controlar el nivel de azúcar en la sangre durante el embarazo. De ese modo, disminuye el riesgo de que el bebé tenga problemas.  

¿De qué manera puede dañar al bebé la diabetes durante el embarazo?

Durante el embarazo, la placenta le proporciona al feto nutrientes y agua. Además, produce las hormonas que la madre necesita para un embarazo saludable. Algunas de estas hormonas pueden bloquear la insulina. Por lo general, esto empieza entre las 20 y las 24 semanas de gestación. 

A medida que la placenta crece, se incrementa la producción de estas hormonas, por lo que el páncreas debe producir más insulina. Normalmente, el páncreas puede producir insulina suficiente. Pero si no lo hace, la madre presenta la diabetes gestacional.  

El embarazo también puede cambiar las necesidades de insulina en una mujer que ya tenía diabetes.  Si la madre tiene diabetes tipo 1, es posible que necesite más insulina. Si tiene diabetes tipo 2, es posible que tenga que empezar a usar insulina o que necesite más cantidad.

Si la madre tiene diabetes, el bebé corre riesgo de sufrir muchos problemas. Estos problemas pueden aparecer durante el embarazo o después del parto. Surgen cuando el nivel de azúcar en la sangre no está bien controlado.

¿Quiénes tienen riesgo de presentar diabetes gestacional?

Los siguientes factores pueden aumentar el riesgo de tener diabetes gestacional:

  • Tener más de 25 años

  • Tener sobrepeso u obesidad

  • Haber tenido diabetes gestacional en embarazos anteriores

  • Tener antecedentes familiares de diabetes

  • Haber tenido un bebé de gran tamaño

  • Haber tenido un bebé muerto

  • Ser afroamericana, amerindia, estadounidense de origen asiático, hispana, latina o de las islas del Pacífico

¿Cuáles son los síntomas que puede tener el bebé?

Durante el embarazo, puede sucederle lo siguiente al bebé:

  • Anomalías congénitas (defectos de nacimiento) y aborto espontáneo. Son más probables en las mujeres que ya tenían diabetes antes de quedar embarazadas.

  • Nivel alto de azúcar en la sangre.

  • Niveles bajos de oxígeno.

  • Niveles bajos de hierro en la sangre.

  • Presión arterial alta.

  • Corazón agrandado.

  • Desarrollo deficiente del sistema nervioso.

  • Desarrollo pulmonar deficiente.

  • Muerte fetal.

Los siguientes problemas pueden presentarse en el bebé después del parto:

  • Tamaño grande (macrosomía). Los bebés grandes tienen más probabilidades de lastimarse durante el parto. Por ejemplo, pueden lesionarse el hombro.

  • Bajo nivel de azúcar en la sangre (hipoglucemia).

  • Nivel bajo de calcio en la sangre.

  • Nivel bajo de hierro en la sangre.

  • Niveles bajos de glóbulos rojos y sangre espesa.

  • Niveles altos de bilirrubina por la descomposición de los glóbulos rojos.

  • Anomalías congénitas (defectos de nacimiento). La mayoría afecta el corazón, los vasos sanguíneos, el cerebro y la médula espinal.

  • Nacimiento prematuro.

  • Corazón agrandado.

  • Problemas respiratorios.

  • Problemas a largo plazo. Los bebés que nacen de madres con diabetes tienen más probabilidades de tener diabetes y obesidad más adelante.

¿Cómo se diagnostica la diabetes durante el embarazo?

Su proveedor de atención médica la revisará durante el embarazo para ver si tiene diabetes.

Si tiene factores de riesgo de padecer diabetes tipo 2, como sobrepeso, el proveedor la revisará en las primeras semanas del embarazo. Es posible que le haga pruebas en el primer control.  

El proveedor de atención médica le hará una prueba de detección de diabetes gestacional entre las semanas 24 y 28 de gestación. La detección se hace con una prueba oral de tolerancia a la glucosa. Sirve para analizar los niveles de azúcar en la sangre de la madre después de consumir azúcar (glucosa). Es posible que le hagan una de las siguientes pruebas:

  • Prueba de un paso. Después de estar sin comer (en ayunas), le darán 75 gramos de glucosa. El proveedor de atención médica revisará el nivel de azúcar en la sangre después de un tiempo determinado.

  • Prueba de dos pasos. Le darán 50 gramos de glucosa (no tiene que ayunar). El proveedor de atención médica revisará el nivel de azúcar en la sangre después de un tiempo determinado. Si el nivel de azúcar en la sangre es alto, le harán otra prueba oral de tolerancia a la glucosa con 100 gramos de glucosa.

¿Cuál es el tratamiento para una embarazada con diabetes y para su bebé?

Durante el embarazo, su proveedor de atención médica la vigilará atentamente, así como a su bebé. Es posible que la trate un especialista que atienda a embarazadas con diabetes.

Es imprescindible controlar el nivel de azúcar en la sangre. Es la mejor manera de reducir los riesgos para el bebé. Es probable que la madre tenga que hacer lo siguiente para controlar la diabetes:

  • Vigilar atentamente el nivel de azúcar en la sangre. El proveedor de atención médica puede pedirle que se controle el nivel de azúcar en la sangre en el hogar.

  • Administrarse la insulina tal como se la receten. La dosis de insulina puede cambiar durante el embarazo.

  • Controlar su peso. El proveedor de atención médica quizás le diga que no debe aumentar demasiado de peso si tiene sobrepeso u obesidad.

El tratamiento para el bebé depende del nivel de azúcar en la sangre de la madre durante el embarazo, así como durante el trabajo de parto y el parto. El tratamiento también dependerá de los síntomas, de la edad y del estado de salud general del niño. También, de la gravedad de la afección.

Vigilancia

Es posible que el proveedor de atención médica de su bebé le extraiga sangre. Es para revisar los niveles de azúcar y calcio, entre otros, en la sangre del bebé. Es posible que se haga con una punción de talón, con una aguja en el brazo del bebé o con un catéter umbilical (un tubo que se coloca en el cordón umbilical del bebé).

Glucosa

Es posible que el bebé necesite una mezcla de glucosa y agua como alimentación temprana. O tal vez necesite que le administren glucosa en una vena (por vía intravenosa). El proveedor de atención médica del bebé vigilará atentamente los niveles de azúcar en la sangre del niño para controlar que no baje demasiado.

Ayuda para respirar

Es posible que el bebé necesite oxígeno o un respirador.

Quizás necesite atención adicional si tiene una lesión o una anomalía congénita. Es posible que tenga que ver a un especialista. Esto depende de lo que tenga el bebé.

¿Se puede prevenir la diabetes gestacional?

Recibir tratamiento por la diabetes disminuye el riesgo de que el bebé tenga problemas. Seguir una alimentación saludable, controlar el azúcar en la sangre y administrarse insulina pueden ayudarla a controlar su afección.

La diabetes gestacional aumenta el riesgo de tener diabetes más adelante. Si tuvo diabetes gestacional, el proveedor de atención médica le hará pruebas para ver si tiene diabetes después del parto. Por lo general, se hace unas 6 a 12 semanas después del parto. El proveedor seguirá revisando si tiene diabetes debido al riesgo.

Después del parto, el proveedor de atención médica del niño también hará controles regulares al bebé para ver si tiene diabetes. El diagnóstico y tratamiento tempranos pueden disminuir el riesgo de que tenga problemas.

Información importante sobre la diabetes durante el embarazo: riesgos para el bebé

  • Hay dos tipos de diabetes que pueden presentarse en el embarazo. Uno es la diabetes gestacional y el otro es la diabetes pregestacional.

  • Se hacen pruebas de detección de diabetes gestacional a todas las mujeres entre las semanas 24 y 28 de gestación.  

  • Tener diabetes durante el embarazo puede ser perjudicial para su bebé.

  • El tratamiento para el bebé depende del nivel de azúcar en la sangre de la madre durante la última etapa del embarazo, así como durante el trabajo de parto y el parto.

  • Controlar el azúcar en la sangre es la mejor manera de reducir los riesgos para el bebé.

Próximos pasos

Consejos para ayudarla a aprovechar al máximo la visita con el proveedor de atención médica de su hijo:

  • Tenga en claro la razón de la visita y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le da para el niño.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo esto ayudará a su hijo. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si la afección de su hijo se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si su hijo no toma el medicamento o si no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si su hijo tiene una visita de seguimiento, anote la fecha, la hora y el objetivo esta.

  • Sepa cómo comunicarse con el proveedor fuera del horario de atención. Esto es importante en caso de que su hijo se enferme y usted tenga preguntas o necesite ayuda.

Revisor médico: Donna Freeborn PhD CNM FNP
Revisor médico: Heather Trevino
Revisor médico: Irina Burd MD PhD
Última revisión: 12/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.

¿Sabía usted?

Si fuma, deje de fumar antes de embarazarse. Si su pareja fuma, pídale también que deje, o, al menos, que no fume cerca de usted.