Menú

Dolor de espalda en el embarazo

¿Por qué es tan común el dolor de espalda en el embarazo?

Una de las quejas más comunes durante el embarazo es el dolor de espalda. De hecho, se estima que más de la mitad de las embarazadas tiene algún grado de malestar en la espalda. La mayoría de los dolores de espalda se relacionan con los cambios físicos que ocurren durante el embarazo, como las hormonas, los cambios en el centro de gravedad y la postura. Lamentablemente, suele empeorar a medida que avanza el embarazo.

¿Cuáles son las causas del dolor de espalda durante el embarazo?

Durante todo el embarazo, las hormonas afectan los músculos y las articulaciones de la mujer. Las hormonas llamadas relaxina y progesterona relajan los músculos y aflojan los ligamentos y las articulaciones, en especial en la zona pélvica. El peso adicional y los cambios corporales del embarazo junto con las articulaciones y los ligamentos aflojados pueden producir malestar e incluso provocar lesiones. 

A medida que el útero crece y se vuelve más pesado, cambia el centro de gravedad. En consecuencia, puede haber problemas de equilibrio y la posibilidad de caerse. El peso del bebé y el debilitamiento de los músculos abdominales empuja la parte baja de la columna vertebral (zona lumbar), lo cual tensa más los músculos de la espalda. Muchas mujeres reaccionan inclinándose hacia atrás y adoptando una postura extraña. Eso aumenta la sobrecarga y el dolor en la espalda.  

¿Qué puede hacer?

Es posible prevenir en parte el dolor de espalda haciendo lo siguiente: 

  • Trate de mover el cuerpo correctamente. Por ejemplo, si tiene que levantar algo, póngase en cuclillas, doblando el cuerpo por las rodillas y manteniendo la espalda recta. Trate de no doblarse por la cintura. 

  • Adopte una buena postura al estar sentada o parada y haga ejercicios para fortalecer la espalda. Consulte con su proveedor de atención médica sobre los ejercicios para la espalda que sean adecuados para usted.

  • No haga actividades que generen sobrecarga en la espalda, como levantar y mover objetos pesados.   

  • Utilice calzado que le proporcione buen apoyo.

  • Duerma de lado con una almohada entre las rodillas para darle apoyo.

  • Aplique calor o frío o masajee las zonas que le duelen.

  • Si tiene malestar, hable con su proveedor de atención médica. El alivio del dolor de espalda puede requerir reposo, vestimenta de apoyo u otros tipos de tratamiento.

La prevención y el tratamiento del dolor de espalda son importantes para evitar lesiones y disminuir la probabilidad de tener dolor de espalda prolongado o crónico. El dolor de espalda en el embarazo puede ser un síntoma de problemas más graves, como el parto prematuro. Por lo tanto, hable siempre con su proveedor de atención médica si los síntomas son graves o duran más de 2 semanas.     

Revisor médico: Daniel N Sacks MD
Revisor médico: Donna Freeborn PhD CNM FNP
Revisor médico: Heather Trevino
Última revisión: 10/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.