Menú

Preparación de la familia

Prepararse para recibir al nuevo bebé incluye ayudar a los demás miembros de la familia a adaptarse. Un nuevo bebé trae consigo nuevos sonidos, nuevos horarios y nuevas formas de afrontar el día a día para todos. La mayoría de las familias encuentran pronto la forma de adaptarse a los cambios que se producen. Pero es útil preparar a algunos miembros de la familia para lo que se avecina.

Cómo preparar a los hermanos para la llegada de un nuevo bebé

Un nuevo bebé supone cambios muy importantes para cualquier familia. Estos cambios suelen ser los más difíciles para los hermanos y las hermanas mayores. Los niños mayores de 5 años suelen afrontarlo con más facilidad, ya que han empezado a tener experiencias y amigos fuera de casa. Los niños pequeños suelen tener más dificultades. No solo tienen que compartir a sus padres, sino que también el entorno y sus rutinas se ven afectados. Esto les afecta mucho.

Para ayudar a sus hijos a adaptarse, empiece a hablar del nuevo bebé con bastante antelación. En general, cuanto mayor sea el niño, antes podrá mencionarlo. Si es posible, inclúyalos en la toma de algunas decisiones. Los libros son un recurso maravilloso. Explore recursos en la biblioteca o la librería del lugar donde vive. Los libros adecuados son los que un niño quiere leer una y otra vez. Reconozca que habrá tensiones y decepciones. Pero también hable de las partes positivas de la experiencia. Prometa que reservará tiempo para el hermano y la hermana mayores, sin el bebé.

A algunos niños pequeños les encanta tener un muñeco especial que sea su bebé. Puede comprarlo antes o llevarlo a casa con el nuevo bebé. Un bebé bastante realista puede dar al niño la oportunidad de practicar cómo sostenerlo, cambiarle el pañal y alimentarlo.

Informe con exactitud a los hermanos mayores sobre lo que pueden esperar. Hable con su proveedor de atención médica o con el hospital donde dará a luz sobre las clases de preparación para los hermanos. Visitar a mamá en el hospital puede ser muy importante, si es posible.

El hermano o hermana mayor necesita una oportunidad para recibir al bebé en casa. Si otra persona carga al bebé, la madre puede centrarse en los hermanos mayores. 

Asegúrese de que las visitas que vienen a conocer al nuevo bebé no ignoren al hermano mayor. Un pequeño libro o juguete puede ayudar a contrarrestar todos los regalos para el nuevo bebé.

Desde el principio, elija un horario regular, diario o semanal, que sea solo para sus hijos mayores. Lo ideal es que ambos padres puedan tener sus propios tiempos. Es posible que ya pase mucho tiempo con sus hijos en casa. Pero puede ser útil para ellos tener este tiempo especial que pueden aprovechar. Puede ayudarles a sentir que no están siempre compitiendo con el bebé por la atención y el tiempo de los padres. Y cuando usted esté ocupada con el bebé y su hijo mayor necesite algo, puede decir que tiene que ocuparse del bebé ahora, pero "recuerda que tendremos nuestro tiempo especial más tarde".

La hora de amamantar puede ser especialmente complicada. Por eso, piense en tener una cesta de juguetes, libros y otras distracciones para que su hijo pequeño las utilice solo durante este tiempo.

Como nuevos padres ocupados, es muy fácil esperar demasiado de los hermanos mayores. Un niño de 2 años sigue siendo un niño de 2 años, incluso como hermano o hermana mayor. Al igual que los adultos, los niños tienen límites en sus capacidades de adaptación. Cuando el estrés es excesivo, pueden sufrir una pequeña regresión, por ejemplo, para ir al baño o vestirse, o volver a querer el biberón, como un bebé. No minimice estas necesidades. Pero asegúrese de prestarle un poco más de atención a sus hijos mayores. Recuérdales lo maravilloso que es ser mayor y poder hacer muchas más cosas. Ya es bastante difícil que actúen de acuerdo a su edad. No hay que caer en la trampa de esperar que un niño de 2 años actúe como uno de 5.

Si hay algún cambio previsto para su hijo mayor (como un cambio de cama o de habitación), hágalo mucho antes de que el bebé llegue a casa. No intente hacer grandes cambios (como dejar el pañal y aprender a usar el inodoro) cerca del momento en que se espera al bebé.

Mantener las rutinas y los rituales familiares, por ejemplo, a la hora de comer y acostarse, también puede ayudar a reducir el estrés de toda la familia.

Cómo preparar a los abuelos para la llegada de un nuevo bebé

Un nuevo bebé puede ser el regalo más maravilloso que pueda hacer a sus padres. Estarán tan emocionados como usted, y esperan tener una relación muy especial con este niño. Y estar cerca de los abuelos es un regalo muy especial para los niños. Dependiendo de la relación que usted tenga con sus padres, el hecho de convertirse en padre o madre también puede darles una importancia y un aprecio nuevos a sus padres, y hacer que su relación sea más estrecha.

A muchos abuelos les encanta participar en los planes y en la toma de decisiones. Algunos apenas podrán esperar para tener en sus manos al nuevo pequeño; pero otros serán más reacios. Hay tantos productos nuevos y cambios en el cuidado del bebé (todas las nuevas vacunas, por ejemplo) que algunos abuelos se sentirán un poco preocupados. Puede que les interese asistir a una clase de cuidado del bebé o, si está disponible, a una clase especial para abuelos.

Los abuelos pueden proporcionar una ayuda vital cuando el bebé llega a casa por primera vez. Deles la oportunidad de conocer al nuevo nieto. Pero también acepte con gusto cualquier ayuda que le den con la limpieza de la casa, el lavado de la ropa y las comidas. Esto puede ser también una oportunidad para que pasen un tiempo especial con los hermanos mayores.

Por supuesto, puede haber problemas. Usted estará conociendo a su bebé y desarrollando su propia filosofía de crianza. Así que acepte con gusto cualquier ayuda y sugerencia. Pero no permita que los abuelos controlen la situación, ni que le hagan sentir que no puede manejar las cosas, o que es un mal padre o una mala madre. Confíe en sus instintos y conocimientos. Sea fiel a sus propios valores.

Cómo preparar a las mascotas para la llegada de un nuevo bebé

La mayoría de los padres con mascotas se preguntan cómo afectará el nuevo bebé a su perro o gato. Esto se aplica especialmente si la mascota ha desempeñado un papel muy importante en el hogar durante muchos años.

Es importante empezar a preparar a su gato o perro para un nuevo bebé antes de que este llegue a casa. Una exploración veterinaria exhaustiva es esencial para garantizar la salud de su mascota y comprobar si hay infecciones, como parásitos intestinales. El control de pulgas y garrapatas en su mascota es importante, así como la eliminación de cualquier plaga existente en el hogar.

A algunos padres les preocupa que su mascota (especialmente un perro) sea demasiado agresiva y pueda lastimar al bebé. Si esto le preocupa, mantenga a su perro separado de su bebé y póngase en contacto con un adiestrador de perros profesional para que le ayude. Si piensa cambiar la rutina de su mascota, como dormir en una habitación diferente en lugar de hacerlo en su cama, empiece pronto.

A menudo, la llegada de un nuevo bebé a la casa puede ser caótica. Las mascotas pueden ser curiosas. O, al igual que los niños, pueden sentir ciertos celos por competir por la atención de su dueño. A menudo, se aconseja llevar a casa una manta, una prenda de ropa usada del bebé o un pañal usado con el olor del bebé para la mascota. De este modo, el animal estará más familiarizado con el bebé.

Cuando el bebé llegue a casa, deje que su mascota lo huela. Algunos expertos aconsejan que alguien que no sea el padre o la madre lleve al bebé al hogar por primera vez. Es conveniente vigilar de cerca todo contacto entre el bebé y las mascotas. Incluso un animal que normalmente es muy manso puede lastimar a un bebé o a un niño pequeño.

Es importante tratar de que las interacciones sean positivas. Muchas mascotas pueden percibir el estrés y el malestar emocional, y el llanto de los bebés puede resultarles molesto al principio. Los premios y las recompensas pueden ayudar a tranquilizar a la mascota. Hable con su veterinario si tiene dudas sobre su mascota y su nuevo bebé.

Revisor médico: Donna Freeborn PhD CNM FNP
Revisor médico: Heather M Trevino BSN RNC
Revisor médico: Liora C Adler MD
Última revisión: 8/1/2021
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.